La teoría del parto y el tatuaje

La teoría del parto y el tatuaje
5 (100%) 2 votos

Desarrollé esta súper teoría cuando aún estaba embarazada y no tenía ni idea de cómo sería eso de parir. No sé si lo hice para auto-convencerme de que no sería para tanto, para divertirme, para pasar el rato o un poco para todo; pero después de haberle dado vueltas durante tanto tiempo estando preñis, reconozco que le he cogido cariño, ¡así que aquí la tenéis!

Yo contaba con tener un parto “normal”, o sea: con sus fases de dilatación, parto vaginal con epidural y postparto. Pero lo cierto es que lo “normal” es que cada experiencia sea muy diferente, así que no: no pretendo que mi teoría le sirva a todo el mundo, pero al menos espero que mis equivalencias parto ≈ tatuaje entretengan a la mayoría xD

La teoría del parto y el tatuaje

Inducción del parto ≈ ¡Nada!

Pues sí, empezamos mal con mi teoría, jaja. Yo siempre pensé que me pondría de parto espontánea y felizmente un poquito antes de la FPP, ¡pero no! Mi niña no quería salir, así que tuvieron que provocármelo y mi inducción del parto fue muy horrible: larguísima, dolorosísima e incomparable a nada que haya vivido.

Por tanto, me temo que esta fase, en mi experiencia, no tiene equivalente en mi súper mega teoría 😂

Dilatación y parto ≈ Tatuaje mediano-grande

¡Ahora sí! Pensad en un tatuaje de buen tamaño, de esos en los que te tienen mínimo 5-6h dale que te pego, pasando la agujita de las narices una y otra vez por el mismo sitio… Pues eso, según yo, viene a ser una versión light de la dilatación y el parto vaginal con epidural.

  • El principio del tatuaje suele consistir en lo que llaman delinear: se hacen primero todas las líneas principales, las que definen el dibujo, pero sin rellenar ni colorear nada. Duele, pero la piel no está aún muy dolorida, y normalmente se puede aguantar bastante bien el dolor. Esto es para mí el equivalente a la dilatación.
  • Cuando ya está todo delineado,  el tatuador empieza a rellenar y colorear el tatuaje. Considerando que la piel lleva siendo castigada ya durante un par de horitas por lo menos, en esta fase duele todo mucho más. Esto es para mí el equivalente al parto (con un par jaja).
  • En ciertos lugares, para hacer el relleno del tatuaje te aplican una crema anestésica, que no quita completamente el dolor pero algo ayuda. Esto a mí solo me ha pasado en Brasil, en España según me han dicho estas cremas son ilegales xD Pero a lo que vamos: este sería para mí el equivalente a un parto con epidural, ¡yeah!

El tatuaje duele, y el parto mucho más; pero sobrevivimos a ambos porque sabemos que el resultado valdrá la pena. Y si no, apaga y vámonos xD

Postparto ≈ Proceso de cura del tatuaje

Después de hacerte el tatuaje, te tiras varios días supurando líquidos raros, con hinchazón, dolor, que si el roce con la ropa, que si cómo me pongo para dormir, que si no te puede dar el sol, que si una costra grande y fea los primeros días de cicatrización que tira y limita tus movimientos…

Ésta sería la parte comparable al postparto. Y de hecho, si me permitís el atrevimiento, debo decir que mi postparto ha sido mejor que la cicatrización de alguno de mis tatuajes xD

¿Entonces?

Pues eso, chicas: tras tener a mi preciosa niña, puedo confirmar mi teoría de que un parto es algo así como un tatuaje, pero con ciertas variaciones en lo que a intensidad del dolor y molestias se refiere.

Y dicho esto, mi mensaje para todas las preñis primerizas es que no os preocupéis: lo malo pasa, y al final merece mucho la pena… Yo amo a mi hija con toda la fuerza y pasión de mi corazón y no me arrepiento de nada ❤️

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comments

  1. Me requeteencanta!!!!!! La comparación es buenísima! Aunque yo tuve un tatuaje con muy poco dolor, creo que porque me esperaba un dolor de morir…
    Y en cambio el parto fue bien, pero…DUELE UN MONTÓN!!!’ 😉
    Me he reído muchísimo!

    • Mamá Feliz

      Jajajaja gracias Cristina! Te invito a que te tatúes de nuevo algo grandote y nos cuentes! 😝😂 Yo pretendo hacerlo en 4-5 meses… 🙂

  2. Hola 👋
    Buena comparación 😂 los tatuajes duelen y el parto también, y quien me diga que los tattos no duelen es porque no lleva o aguanta el dolor de maravilla vamos jeje.
    Yo estoy pensando en hacerme el tercero, pero me da febricula (debe ser que tengo la piel finita o más irritable de lo normal) así que hasta que el peque no sea más grande no me lo haré.
    Besos

Deja un comentario