Dejar de beber durante el embarazo

Dejar de beber durante el embarazo
5 (100%) 2 votos

Hoy voy a contaros cómo fue para mí dejar de beber durante el embarazo, cuando empecé con la aventura preñis. Soy de las que les gusta beber, pero también de las que creen firmemente en que vale la pena dejarlo para evitar los riesgos que conlleva el alcohol durante el embarazo.

Sí, me gusta beber

¡Efectivamente! Me gusta tomarme unas cervezas con amigos, un vino o un gin-tonic después de un duro día de trabajo, me gustan los maridajes con comida rica, unas copas si estamos de fiesta o lo que se tercie en general. No en vano lo llevo grabado en la piel… xD

Tatuaje jarra cerveza

No, no me costó NADA dejar de beber

Solo se trata de saber lo que se quiere y tener claras las prioridades. Permitidme ponerme profunda por un instante y hacer referencia a una de las enseñanzas que traje de mi querido Brasil:

Quem quer, arruma um jeito. Quem não quer, arruma uma desculpa.

Esto quiere decir que el que quiere algo busca la manera de hacer que funcione, y el que no lo quiere busca excusas. Tal vez exista una expresión similar en español, pero no la conozco;  y admitámoslo, en portugués brasileiro casi que suena mejor 😋

Todos en esta vida buscamos y utilizamos excusas a diario: para dormir 5 minutitos más, para “olvidarnos” de algo, para saltarnos la dieta, para rechazar a alguien, para no coger una llamada, ¡para literalmente millones de cosas! Y esto no es necesariamente malo: usado con moderación, es solamente un reflejo de lo que realmente queremos y lo que no. Analizando nuestras propias excusas, podemos llegar a conocernos a nosotros mismos mucho mejor.

Pero volvamos al tema que nos ocupa y al motivo de mi pequeña disertación: no es que me costara poco dejar de beber durante el embarazo, sino que no me costó NADA, lo que es CERO. Y ojito que lo dejé en pleno diciembre: mes de comidas y cenas de empresa (con alcohol gratis), de mi cumpleaños, de Navidad, de Nochevieja…

Yo, que era de las que cuando enfermaba se tomaba un gin-tonic en lugar de un antibiótico xD Hasta mi ginecóloga me dijo que no pasa nada por tomarse una copita muy de vez en cuando. Pero no hay manera, yo soy cabezota y si digo que no, ¡es que no!

Y así estamos: ni una gota de alcohol desde entonces 😉 ¿El motivo? Quería formar una familia y tenía claras mis prioridades, sin lugar a duda alguna y sin excusas. O, como diríamos en portugués brasileiro:

Arrumei o jeito 😉

Dejar de beber durante el embarazo

El lado bueno de dejar de beber

Está claro que dejar el alcohol es bueno para la salud en general, para el hígado en concreto, y para evitar el envío de ciertos mensajes intensos de madrugada jaja.

Pero el lado bueno que realmente quiero destacar en esta ocasión, es el de ponerse a prueba a uno mismo. Me gustan los retos, ¡y aún más cuando salgo vencedora!

Comprobar que efectivamente no me costó ni un poquito dejar de beber durante el embarazo, que no me cuesta nada rechazar el alcohol, y que no hay traumas ni ansiedades relacionadas, eso mola mucho. Saber que volveré a las andadas pero que será cuando toque, y que no me preocupe la espera, eso también mola mucho.

A veces necesito una copa, y a veces fantaseo con mis amigos sobre el día en que pueda volver a beber y me caiga con una cervecita de nada, pero eso es otra historia 😂

¿Conclusión? La misma de siempre, que además de cabezota soy cansina: que soy feliz, que la vida es muy bonita, con y sin alcohol, ¡y que viva todo!

Y a aquellas de vosotras que erais bebedoras como yo, ¿os costó mucho dejarlo?

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

2 Comments

  1. ¡Cuánto me identifico! Soy cervecera de más… me encantan las salidillas con los amigos y las cervecitas (con tapita mejor). Aunque aun no estoy embarazada ya desde mi primera IA decidí dejar de beber desde los pinchazos… y tal y como dices, ¡no cuesta nada! Me he aficionado de momento a la cerveza sin alcohol y no es ningún drama para las que somos cerveceras. 🙂

    • Mamá de Lara

      Yo también dejé de beber desde un poco antes, y llevo ya 1 año y 2 meses, eso en mí era inimaginable xD Lo llevo súper bien, y me ha servido también para aprender muchas cosas de mí misma, pero eso no quita que el día que pueda volver a beber lo haré, sin lugar a dudas! Va a ser divertido… 😂

Deja un comentario